NOTA DEL AUTOR

La transcripción comienza el 01-12-2012 con (EL ASPECTO), continúa con el (PRÓLOGO) y con la (INTRODUCCIÓN) ordenada en 75 partes. Sigue con el resto de las entradas en las que también habrá adivinanzas, enigmas, rompecabezas, preguntas con respuesta, curiosidades y anécdotas sobre matemáticas y enseñanza, frases escogidas, frases sacando punta, frases que hablamos mal, diálogos escogidos, diálogos paradójicos, salidas para todo.

domingo, 6 de enero de 2013

INTRODUCCIÓN (35)

(Como estamos en al introducción, aparece la solución de los acertijos. El color de la fuente  con el que está escrita es el mismo que el del fondo. Pase el ratón por encima y podrá verla)

En ocasiones, alguien se encuentra en una situación crítica y sólo por su agudeza e inteligencia puede salir de ella.

EXPLORADOR CONDENADO.
Un explorador cayó en manos de una tribu de indígenas, se le propuso la elección entre morir en la hoguera o envenenado.
Para ello, el condenado debía pronunciar una frase tal que, si era cierta, moriría envenenado y, si era falsa, moriría en la hoguera.
¿Cómo escapó el condenado a su funesta suerte?
Solución. El condenado dijo: “Moriré en la hoguera”.
Si esta frase es cierta, el condenado debe morir envenenado. Pero en ese caso ya es falsa. Y si es falsa, debe morir en la hoguera, pero en este caso es verdadera.
El condenado fue indultado.


EL PRISIONERO Y LOS DOS GUARDIANES.
Un sultán encierra a un prisionero en una celda con dos guardianes, uno que dice siempre la verdad y otro que siempre miente.
La celda tiene dos puertas: la de la libertad y la de la esclavitud.
La puerta que elija el prisionero para salir de la celda decidirá su suerte.
El prisionero tiene derecho de hacer una pregunta y sólo una a uno de los guardianes.
Por supuesto, el prisionero no sabe cuál es el que dice la verdad y cuál es el que miente.
¿Puede el prisionero obtener la libertad de forma segura?
Solución. El prisionero pregunta a uno de los dos servidores: “Si le dijera a tu compañero que me señale la puerta de la libertad, ¿qué me contestaría?”.
En los dos casos, el guardián señala la puerta de la esclavitud.
Por supuesto elegiría la otra puerta para salir de la celda.

El lunes 17-12-2012 apareció la siguiente entrada que recomiendo ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario